En nuestra Sierra hay diversas rutas que nos llevan a nacimientos de ríos de aguas cristalinas de alta montaña, como el río Guadaviar, el Cabriel, el Ebrón y el Tajo, junto a senderos fluviales y cascadas que no dejan indiferente a nadie.

Senderos fluviales:
- Los Estrechos del río Ebrón, que comunica las poblaciones de Tormón y El Cuervo. A su paso nos encontramos la cascada del Calicanto, el Puente de La Fonseca, los estrechos propiamente dichos e innumerables pozas para refrescarse en verano. Todo ello acondicionado con pasarelas y escaleras para que no tenga ninguna dificultad para ir con niños.
- Sendero fluvial del río Guadalaviar a su paso por Albarracín.
- Sendero fluvial desde San Blas hasta el Embalse del Arquillo ,que en verano se convierte en la "playa de Teruel". Acondicionado también con pasarelas y escaleras.
- Sendero fluvial del Barranco de la Hoz. Une las poblaciones de Calomarde y Frías de Albarracín. Acondicionado con pasarelas y escaleras para que no tenga ninguna dificultad y poderlo hacer con niños.

Saltos de agua:
- En Tormón encontramos la Cascada del Calicanto, que forma parte de la ruta de los estrechos. 
- En El Vallecillo la Cascada del Molino de San Pedro, río Cabriel, con una impresionante poza para tomar el baño; aguas arriba se encuentra la Cascada de la Herrería, y un poco más arriba, su nacimiento, los ojos del Cabriel.
- Y ya el Calomarde podemos disfrutar de la Cascada Batida, del río Blanco, el salto de agua más alto de la Sierra de Albarracín.